3 tipos de tortugas domesticas

En este artículo te hablaremos sobre los 3 tipos de tortugas domesticas que son las mejores para tenerlas en casa. Las tortugas son fáciles de cuidar, aunque si necesitan de ciertos cuidados para su bienestar. Te explicaremos el cuidado que requiere cada una de estos 3 tipos de tortugas domesticas para darles una buena calidad de vida.

3 tipos de tortugas domesticas

Los mejores 3 tipos de tortugas domesticas

Tortuga de orejas rojas:

Como primera opción en los tipos de tortugas domésticas, es la de orejas rojas, también llamada tortuga de florida. Es una especie de reptil semiacuático originaria de Estados Unidos y México, también se le puede conocer como tortuga japonesa por una raya horizontal negra dentro de sus ojos, que la hacen ver como ojos rasgados. Esta es la más común para tenerla como mascota.

Es famosa y recibe su nombre gracias a las dos franjas rojas que están en la cabeza a la altura de donde deberían ir las orejas, este color con el tiempo va desapareciendo. Miden entre 12 a 20 cm, pero hay casos que llegan a medir 40 cm. Duermen toda la noche, pasan más tiempo dentro del agua y las podemos encontrar tomando el sol sobre un tronco para regular la temperatura.

Se puede diferenciar entre macho y hembra por que los machos tienen las garras y la cola más grande y las hembras son más grandes que los machos. Comen de todo, proteína de origen animal, frutas y vegetales.

Tortuga rusa:

Para que nuestra tortuga rusa se sienta cómoda es aconsejable tender un recito exterior. El criador tiene que garantizarle que está a salvo de los depredadores y de los humanos para que se sienta lo más cómoda posible. Son muy buenas escaladores y excavadoras, por lo que hay que gastar cuidado de que el hábitat donde se desarrolle no sea peligroso.

El mantenimiento del exterior es muy recomendable, sobre todo durante los meses más cálidos. Son bastante dinámicas y curiosas por lo que, cuanto más grande sea el espacio donde la cuidamos, mejor para ellas. Para su protección se debe utilizar tela metálica pesada, con madera en las bordes.

La tortuga rusa se convierte en un animal muy activo en la naturaleza solamente durante un periodo corto de tiempo cada año. Por lo general, sale de su escondite en las fechas cercanas a marzo y abril. Cuando hace esto, busca de forma activa alimento hasta que llega su momento de aparearse en junio.

Tortuga de Cumberland:

Habitan en aguas lentas, entre el lodo o fango, normalmente en arroyos, charcas o lagos con abundante vegetación. Les gusta exponerse al sol, bien en zonas de tierra o entre materiales que flotan en la superficie el agua. Son animales omnívoros se alimenta principalmente de pescado, cangrejos, anfibios, también consumen vegetales.

Se adaptan sin dificultad al entorno humano, es habitual avistarlas como mascotas, ya que su mantenimiento es fácil, normalmente se alojan en cuaternarios. La temperatura del agua debe oscilar sobre los 25 a 30 ºC, para mantenerla constante se puede incorporar un calentador de agua; un sistema de filtrado ayuda a mantenerla limpia. Es necesario que la tortuga tenga acceso a la luz solar directa, en su defecto se puede introducir en el cuaternario una lámpara calentadora especial para reptiles.

Los ejemplares adultos pueden permanecer en el jardín o terrazas, también los estanques son ideales para mantenerlas en cautividad. Existen alimentos comerciales especiales para tortugas, aunque es necesario complementar la dieta con pescado, carne, verdura e incluso frutas, el suministro de calcio es fundamental para la salud del quelonio.

También te puede interesar:

¿Cómo se reproducen las tortugas?

Cuidados que necesita la tortuga doméstica

Alimentación en tortugas terrestres

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.