Las 5 razas más bonitas de hámsters

Te enseñaremos las 5 razas más bonitas de hámsters. Si estás pensando en adoptar a una de estas mascotas, este top es para ti. En la actualidad muchos prefieren tener mascotas pequeñas, ya que son más fáciles de cuidar y no necesitan tener de un espacio muy grande.

las 5 razas más bonitas de hámsters

Estas son las 5 razas más bonitas de hámsters

Hámster Roborovski:

Puede alcanzar hasta nueve centímetros de largo, pero es el más pequeño de los hámsters enanos. Es de color marrón, aunque admite todos los matices, desde el naranja hasta los rojizos más llamativos. Muy rápido y curioso, es conveniente proporcionarle ruedas giratorias y espacio para que puedan corretear sin problema. Su esperanza de vida está entre tres años y tres años y medio. Este hámster se encuentra en el top de las 5 razas más bonitas de hámsters. Estos pueden vivir en pareja o en grupos familiares, pero también puede vivir solo. Debido a su pequeño tamaño y rapidez, necesitan un poco más de dedicación que otros, pero siguen siendo compañeros divertidos.

Hámster chino:

Los hámsters chinos tienen una longitud aproximada de ocho centímetros y también se conocen como hámsters rayados, grises o cola de rata. Son de color gris oscuro con una franja oscura en la parte posterior y tienen una cola más larga que otros hámsters. Pueden vivir de dos años y medio a tres años y son felices solos. Este pequeño roedor no hiberna, como otros congéneres, resiste temperaturas de hasta cuarenta grados bajo cero y puede ser una mascota excelente.

Los ojos oscuros, las orejas abiertas y su inocente mirada hacen del hámster chino una mascota apreciada. Presentan cierto dimorfismo sexual ya que el macho suele ser más grande que la hembra y muestra unos testículos algo descompensados para su pequeño cuerpo.

El hámster chino suele ser de dos colores, marrón rojizo o bien marrón grisáceo, aunque muy rara vez aparecen ejemplares de color negro y blanco. Observamos líneas en las partes superiores del cuerpo, así como una franja negra desde la frente a lo largo de la columna vertebral, finalizando en la cola.

Hámster sirio:

El hámster sirio es uno de los más grandes hámsteres que existen: su longitud promedio es de 15 cm, mientras que su peso promedia los 120 grs. Inicialmente su pelaje era dorado, tal como su nombre lo indica, pero actualmente y gracias a la selección genética que algunos criadores consiguieron manejar, podemos encontrar ejemplares rojos, negros, marrones, blancos y grises. El pelaje se presenta más intenso en la zona del lomo, mientras que la parte que recubre su panza es más clara. El pelo puede ser corto o largo, los ejemplares que lo tienen largo son denominados hámster de Angora o variante tipo rex. Por todo ello, teniendo en cuenta las distintas variedades, es más plausible denominarlo hámster sirio en lugar de hámster dorado.

Hámster enano Campbell:

Físicamente, el hámster campbell guarda una enorme similitud con el hámster ruso, aunque el primero suele ser más rechoncho que este último.

El tamaño del hámster campbell suele rondar los 6 y 12 centímetros de largo en edad adulta y su peso se encuentra entre los 30 y 50 gramos. La principal diferencia con sus hermanos los rusos es que el hámster Campbell tienen el pelo más largo, por lo que pese a ser del mismo tamaño, éstos parecen más grandes que el hámster ruso.

El color del pelaje del hámster campbell original en su estado salvaje es de color marrón con ojos negros. Sin embargo, en cautividad se han dado otra serie de nuevos colores para su pelaje, tales como beige, negro, blanco, dove o azul.

Hámster ruso:

El hámster ruso es de un tamaño pequeño, mide entre 7 y 11 centímetros de longitud, y puede pesar entre 35 y 50 gramos. La cola es corta y el cuerpo es rechoncho, lo que resulta adorable para muchas personas. En general, en la naturaleza los encontramos de tonos café, gris y blanco. Tienen una línea negra en el dorso y una mancha negra también en el hombro. El vientre es casi siempre de color blanco.

Los colores del hámster ruso son muy variados. De manera que, saltándonos de los colores habituales, quienes trabajan en su reproducción combinan ejemplares de distintos colores que dan como resultado el color agente (sepia, con la línea dorsal dorada), canelo (tono gris), mandarín (anaranjado) y perla (gris claro).

También te puede interesar:

¿Cuál es el hábitat natural de los hámsters?

10 cosas que no sabías de los hámsters

Diferencias entre los hámsters y ratones

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *