Alimentación adecuada para la iguana

Conoce los alimentos más adecuados para tener una iguana sana y saludable. Los alimentos favoritos de las iguanas, así como los que no pueden comer; es decir una alimentación adecuada para la iguana.

La iguana verde es un animal reptil herbívora, es decir que su alimentación adecuada para la iguana debe estar basada en verduras. Aunque también te podemos decir que hay otros alimentos que puede comer y algunos que no es bueno que los pruebe.

Alimentación adecuada para la iguana

Lo que necesita la iguana para comer

Una buena alimentación adecuada para la iguana debe estar conformada de verduras ricas en calcio entre ellas se encuentra la escarola, la lechuga romana, remolacha, repollo, acelga, el perejil o la espinaca. Otras verduras como el tomate, el calabacín, el pepino, el pimiento y las judías también son recomendables. También podemos incluir una pequeña cantidad de fibra ofreciéndole de vez en cuando pequeños trozos de pan de molde.

La alimentación adecuada para la iguana también consiste en frutas es muy importante, pero sin excesos, ya que contiene azucares, lo más recomendable es que no supere el 15% de su dieta. Fresas, plátano, manzana (cruda y con piel), melón y pera son aconsejables.

Entre todos estos alimentos el dueño debe averiguar cuáles son los que prefiere su mascota, pero la variedad es importante para que disponga de una alimentación completa. Lo más recomendable es añadir suplementos de vitaminas y minerales para asegurarnos de que la dieta proporcionada contiene todos los elementos necesarios para el correcto desarrollo de la iguana. En las tiendas especializadas encontraremos una gran variedad de suplementos entre los que podemos elegir el más apropiado.

Lo que no debe comer la iguana

Debido a su condición herbívora, el organismo de la iguana no está preparado para digerir carne o alimentos de origen animal. Es por eso que se debe evitar ofrecerle comida con proteína animal y grasa.

  • Por su alta cantidad de fosforo y grasa
  • COQUETAS DE PERRO Y GATO. Contienen alto porcentaje de proteína animal.
  • Cualquier tipo de carne
  • Elaborados especialmente para los mamíferos no para los reptiles.
  • FRUTAS CITRICAS. La naranja, el kiwi o la piña: son fuertes para su sistema digestivo, pero puede tomarlas ocasionalmente si la iguana no muestra reacciones negativas.
  • LECHUGA COMUN. Tiene un valor nutricional muy bajo y además puede provocar falta de apetito. Se puede incluir en la dieta de forma ocasional y en baja proporción, mezclada con otras verduras.
  • es otra sustancia que en grandes cantidades puede resultar nociva para el animal. Está presente en las espinacas y algunas frutas como la uva, el plátano o la manzana cuando está oxidada.

También existen vegetales que no son muy adecuados por su alto contenido en ácido oxálico, una sustancia que no puede ser metabolizada por la iguana y que puede ser perjudicial si la ingiere en cantidades elevadas. Entre ellos están las espinacas, las acelgas, el apio, la coliflor y el brócoli.

Calcio

Es muy importante que la dieta de la iguana incluya altos porcentajes de vitamina D, calcio y fósforo, para impedir que el reptil contraiga enfermedades como la enfermedad metabólica del hueso o MBD, una de las más frecuentes entre las iguanas verdes en cautividad.

Para estar sanas, necesitan que al menos el 40 % de lo que ingieren les proporcione calcio, como tomates, calabacín, pepino, perejil, fresa, melón y pera. El pienso especial para iguanas también es recomendable, pero en proporciones de máximo dos veces por semana, de manera que puedes ofrecerlo como premio. También puedes darle granos y cereales como el arroz integral, una vez por semana y en una proporción de tan solo el 5 % de la comida de iguana que le des.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *