Cobaya sangra por el ano

Hay de distintos colores, blancas, negras, marrones y crema; de un color o de varios y con el pelo corto o largo. La llaman conejillo de indias, cobayo, acure, curí, cuilo, cui, cuy, cuis… Son muchos aspectos distintos y muchos nombres diferentes, pero todos estos se utilizan para designar a un mismo roedor. ¿Sabes de cuál estamos hablando? Exacto: de la cobaya. La cobaya es un animal muy popular a nivel mundial, pero como cada ser vivo pueden desarrollar enfermedades comunes. Como por ejemplo cuando la cobaya sangra por el ano, en este artículo te explicaremos las razones de esta enfermedad, continúa leyendo.

Sangre en heces fecales

Cuando nuestra cobaya sangra por el ano, o encontramos sangre en las heces fecales, esto nos da entender que se encuentran parásitos o alguna patología intestinal. Es necesario llevarlo al médico veterinario para que le otorgue un tratamiento adecuado.

Es necesario hacer una dieta estricta que el veterinario te asignara y los cuidados, ya que en estos animales tan delicados es una cuestión de vida o muerte.

Cuidados de la cobaya

Las cobayas tienen un tracto digestivo muy sensible y hay que ser muy cuidadosos con su dieta y su mantenimiento, sino pueden empeorar rápidamente, poniendo en peligro su vida.

Si tu roedor muestra algunos de estos signos de enfermedad, es recomendable que acudas pronto a tu veterinario:

Sangre en la orina, diarrea, estreñimiento, pérdida de apetito, dificultad para respirar, estornudos, escurrimiento nasal, postura encorvada, cansancio, rochas y picores, hinchazón, caída de pelo, ojos apagados o cojera.

Heno

Todo el que quiera, de muy alta calidad. Hay muchas variedades y sabores y conviene que en algunos momentos solo tenga heno para que nos aseguremos de que lo consume. Un consumo insuficiente lleva a obesidad, paradas digestivas, diarreas y sobre crecimientos dentales. Todas estas causas pueden provocar la muerte.

Pienso

Lo común es darle muy poco, es decir una cucharada sopera dos veces al día (pienso en pellets exclusivamente) nada de darle pienso a base de semillas, porque posiblemente puede volver a sangrar por el ano nuevamente.

Agua

Varios botes, siempre fresca. Renovadla todos los días. Algunos no se adaptan a los biberones. Ofréceles también un cuenco pesado (que no pueda volcar si pisa los bordes) y suficientemente alto como para que no acabe metida dentro.

Verduras

Verduras verdes, canónigos, etc. Hojas de endivia, espinacas, acelgas, pimiento (sobre todo verde), las ramitas de las zanahorias, lechugas, berros, repollo, coliflor, calabaza, alcachofa, apio.

Dales un poquito de zanahoria, pero no hay que darle en exceso, las cobayas necesitan vitamina C. La mejor manera de aportarla es mediante verduras frescas.

Algunos dan fruta, pero tiende a fermentar así que es recomendable que la limites manzana o un poco de naranja con moderación.

Sustrato

No es recomendable ni serrín ni madera porque irritan las vías respiratorias y las patitas. los más recomendables son los sustratos a base de papel. (solo el de papel). Algunos usan papel de periódico, el único problema es que las patitas de los cobayos sufren mucho y necesitan suelos muy mullidos. Se puede usar heno de mala calidad para hacer el suelo más mullido. Siempre seco y lo más limpio posible.

El sustrato debe renovarse semanal, aunque si quieres hacerlo cada 5 días mejorarás la higiene del entorno de la cobaya. También puedes retirar diariamente heces o zonas muy manchadas.

Jaula

El tamaño de la jaula es muy importante para que tu cobaya se sienta cómoda en su nuevo hábitat. Como siempre, recomendamos que la jaula sea lo más grande posible, aunque si tuviéramos que elegir un tamaño mínimo sería de unos 120 x 60 x 45 cm como mínimo, según las indicaciones de la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals.

En la base de la jaula de la cobaya será imprescindible añadir el sustrato ya sea de cilindros de papel reciclado o de madera prensada, encontrarás los diferentes tipos en tiendas para mascotas y sirven para absorber los orines y las heces. Debemos añadir al menos 2 dedos de grosor de sustrato al fondo de la jaula.

Añade un piso extra, escaleras o juguetes varios para que tu cobaya pueda entretenerse cuando no esté contigo, ¡todo lo que se te ocurra! Recuerda que la cobaya es un animal curioso al que le encantará corretear y descubrir nuevas zonas de ocio.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.