¿Las cobayas reconocen a sus dueños?

Adoptar a una cobaya o cuyo como mascota para que se convierta en un miembro más de la familia, debes saber que esta es una buena elección. Pero si tienes la duda de ¿las cobayas reconocen a sus dueños? En este artículo encontraras la respuesta.

A pesar de ello, tu cobaya va a necesitar un periodo de adaptación cuando llegue a su nuevo hogar, hasta que te reconozca y confíe en ti. Generalmente, estos adorables roedores, también conocidos como conejillos de Indias o cuyos, son muy sociables y requieren cuidados bastante sencillos para disfrutar de su compañía.

También te puede interesar curiosidades de la cobaya

¿las cobayas reconocen a sus dueños?

Las cobayas, también conocidas como conejillos de indias, son roedores muy sociables. Les gusta vivir en compañía con otros de su especie y les encanta que estemos en casa con ellas. Nos quieren ver, oler y oír, por lo que sí, las cobayas reconocen a sus dueños. Pero, ¿cómo lo hacen? ¿Cómo reconocen las cobayas a sus tutores?

Las cobayas tienen algunas capacidades sensoriales especialmente desarrolladas. Una de ellas es su extraordinario sentido del olfato, que les permite percibir olores indetectables para el ser humano. Utilizan su olfato para reconocerse entre ellas desde el primer encuentro, en el que, probablemente, pasarán un buen rato olisqueándose y decidiendo si entablar una relación amistosa o no. Lo mismo hacen con las personas.

¿Cómo reconocen las cobayas a sus tutores?

El olfato de las cobayas es mil veces más fuerte que el de los humanos, por lo que nos reconocen por nuestro olor. Si quieres que tu cobaya se acostumbre a ti y que empiece a reconocerte, no uses perfume, cremas, ni te laves las manos con jabón antes de cogerla o suministrarle comida.

Las cobayas aprecian la comida rica, como las hojas de diente de león frescas y las verduras. Podemos aprovechar dicha delicatessen para que nos cojan confianza y entrenarlas.

Por otro lado, igual que otras mascotas, las cobayas aprenderán poco a poco tu rutina: cuándo te levantas, cuándo estás en casa y cuándo es su hora de comer. ¡Realmente empezará a conocerte! Y si la tratas con respeto y cariño, dándole el tiempo que necesite, te reconocerá como su amigo.

¿hasta cuándo me reconocerá mi cuyo?

Los cuyos o cobayas son animales que tienden a huir cuando se asustan y son naturalmente nerviosas, por lo que el tiempo que tarden en acostumbrarse a su tutor dependerá de varios factores, pudiendo tardar entre 1 y 2 meses de media.

Para que tu cobaya se acostumbre a ti, lo primero es acondicionar el que será su hogar y preparar un buen medio de transporte.

Jaula

Antes de adoptar al conejillo de indias, es importante pensar en cómo hacer que el período de adaptación sea lo más agradable posible para el nuevo compañero. Queremos evitar un estrés innecesario para la cobaya cuando llegue a casa. Por ello, buscaremos el lugar adecuado para el recinto y lo prepararemos para que sea habitable antes de su llegada, como explicamos en este otro artículo sobre Preparar la jaula de una cobaya paso a paso.

Lo más estresante para el amiguito sería, en realidad, si después del viaje tiene que permanecer tanto tiempo en la pequeña caja de transporte mientras se prepare la jaula. También la comida, las casitas, heno y el bebedero deberían ya estar puestos para evitar meter la mano en la jaula.

Por otro lado, durante los primeros días, las cobayas necesitan mucha tranquilidad, por lo que te recomendamos dejarla tranquila en su jaula o recinto hasta que se adapte a su nuevo hogar y vea que no corre ningún peligro.

¿Cómo puede confiar en mi la cobaya?

En general, las cobayas son animales de carácter tranquilo. Les gusta la compañía humana, incluso de los niños más pequeños, pero necesitan un cierto tiempo para sentirse totalmente seguras en nuestro entorno. Lograr que tu cobaya confíe en ti requiere paciencia, así como seguir algunas sencillas pautas para evitar que se asuste.

  • Háblale en todo suave y pausado
  • Cógela con cuidado
  • Ofrécele comida
  • Juega con ella
  • Consiéntela
  • Mímala
  • No la molestes

¡Sigue estos pequeños trucos y en poco tiempo te van a querer más de lo que te imaginas!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.