¿Cómo bañar a mi hámster?

El hámster se ha convertido en una mascota muy común, y es una pregunta frecuente la de ¿cómo bañar a mi hámster? aunque con este tipo de roedor no podemos interactuar del mismo modo que lo hacemos con un perro o un gato. Es importante tener en cuenta que requieren de importantes cuidados para mantenerse saludables. Por naturaleza los hámsters son animales muy limpios e higiénicos. Como los gatos, pasan más del 20% de su día acicalando su piel. Para ellos, es parte de su rutina diaria, y el acto de acicalarse, es símbolo de que se sienten bien en todos los sentidos.

La forma en que los hámsters se limpian a sí mismos es tan efectiva, que realmente no es necesario bañarlos. De hecho, sumergirlos en agua o “darles una ducha” no es muy correcto y sano para ellos.

como bañar a mi hámster

¿Puedo bañar a mi hámster?

Una de las preguntas más frecuentes que los dueños de este roedor se hacen es si pueden bañar a su hámster, la respuesta es clara: nunca debes bañar a este animal a menos que sea estrictamente necesario. El baño puede hacer que los aceites naturales presentes en la piel de tu mascota desaparezcan poniendo en riesgo su bienestar de forma innecesaria. Que tu hámster huela mal no implica que debas bañarlo solo indica que debes mejorar la limpieza de su jaula para garantizar que su olor no sea rigurosa, si al hacerlo tu hámster sigue oliendo mal deberás llevarlo al veterinario para descartar cualquier enfermedad. Ten en cuenta que durante el celo es posible que las hembras tengan un olor más fuerte.

Razones para bañar a mi hámster

  • Alguna sustancia tóxica para el animal ha caído en su pelaje.
  • Si en su pelaje hay alguna sustancia o pegoste adherido que no puedas remover de otra forma, como por ejemplo cortando el pelo afectado. Antes de bañarlo intenta:

Un baño de arena:

Si tu hámster no está sucio al punto de poner en riesgo su vida, un baño de arena podría ser suficiente. El hámster se revolcará en la arena y esta sacará la mayor parte de suciedad. Compra arena para chinchilla en alguna tienda de mascotas y ponla en un tazón para tu animalito.

Asegúrate de que sea arena, no polvo, ya que causa problemas respiratorios en los roedores. Si la arena está permanentemente en la jaula o en el corral de juego del hámster, asegúrate de revisarla todos los días, porque podría empezar a usarla como baño.

Baño en seco o toallas húmedas para roedores:

Para realizarlo, bastará con echar un poco de champú para baño en seco específico para roedores en el cuerpo del hámster, evitando el contacto con la cabeza, y cepillar con el peine del hámster, a favor y en contra del pelo, hasta eliminar todo el producto y la suciedad.

Este tipo de baño se puede realizar en un hámster de carácter tranquilo, pero si por el contrario, el hámster es muy nervioso, se pueden emplear toallas húmedas para roedores, con las cuales, bastará con recoger al hámster y pasarle la toallita en la dirección del pelaje, evitando el contacto con la cabeza.

Baño con agua:

Es el último al que se debe recurrir, y se ha de realizar en un recipiente poco profundo y con muy poca agua a una temperatura tibia. Se pondrá especial atención en que la cabeza del hámster no se moje, y se empleará un champú específico para roedores. Una vez bañado, se secará muy bien al hámster con una toalla, evitando siempre emplear un secador.

Cuando se haya secado por completo, se devolverá a su jaula, la cual, se habrá limpiado si fuera necesario.

También te puede interesar:

Perdida de pelo en hámsters ¿Por qué sucede?

Hámster de angora | Sus características y cuidados.

Enfermedades en la piel de mi hámster

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *