¿Cómo cuidar a un conejo en invierno?

Los conejos son buena opción para adoptar, pero necesitan de ciertos cuidados todo el tiempo, pero ¿Cómo cuidar a un conejo en invierno? Estos animales no resisten temperaturas extremas por eso es necesario saber cómo cuidarlos tanto del frio y del calor. Porque puede afectar a su salud y hasta provocar la muerte de nuestra mascota. Como hemos mencionado, los conejos se adaptan mejor a climas temperados y fríos que a regiones muy cálidas, donde pueden sufrir un golpe de calor con bastante facilidad. Existen diversas razas de conejos, por lo que la tolerancia al frío de tu compañero lagomorfos puede variar según las características de su organismo y su lugar de origen.

como cuidar a un conejo en invierno

¿Qué se necesita para cuidar a un conejo en invierno?

Con la llegada del invierno, el conejo comienza a comer más de lo normal y su pelaje se vuelve más grueso y tupido, consiguiendo con ello un aislador térmico natural, pero que no le será suficiente para protegerse del cruel invierno, por lo que será necesario seguir una serie de patrones para cuidar a un conejo en invierno, preparando con ello, ciertos accesorios:

  • Se colocará la casilla dentro de la casa o en un cobertizo. Si no fuera posible, se ubicará en un sitio resguardado del viento y elevado, evitando así el contacto con la humedad del suelo.
  • Se aislará la caseta tanto por fuera como por dentro, asegurándose de que se deja suficiente espacio para que se renueve el aire del interior.
  • Se comprobará, todos los días, que el agua no esté congelada. Si el bebedero es de goteo, se puede proteger con un calcetín.
  • Necesitará un refugio en el interior de la gazapera, utilizando desecho o lecho higiénico específico para ello, que ha de cambiarse todos los días.
  • Si se baña al conejo en invierno, hay que asegurarse de que su pelo está totalmente seco antes de sacarlo al exterior, o bañarlo en seco empleando un champú especial para tal fin.

¿Cuál es la temperatura que resiste el conejo?

Los conejos en estado silvestre:

Pueden llegar a soportan temperaturas de hasta -10 ºC, siempre que cuenten con un refugio donde puedan protegerse del exterior. Pero si tu roedor está habituado a vivir en el interior del hogar a una temperatura estable, exponerse a semejante frío podría perjudicar severamente su salud. Ningún conejo doméstico debería exponerse a temperaturas extremas, ya hablemos de frío o de calor.

El conejo adulto:

Si ha vivido siempre en el exterior, estará acostumbrado a los cambios  de clima. Pero si el conejo ha vivido en el interior de la casa o es un conejo bebe, no se recomienda sacarlo al exterior. Ya que su sistema inmunológico no está preparado para dichos cambios, pudiendo enfermar e, incluso, morir.

Temperatura ambiental:

De unos 20ºC sería la ideal para el conejito. Cuando el calor empieza a apretar y nos plantamos en unos 27ºC, el animal se siente bastante incómodo. Y si llegamos a los 30ºC o más, le puede dar un golpe de calor que incluso acabe con su vida. Por eso es muy importante tomar estas medidas para hacerle más llevadero las altas temperaturas. Con el frío en cambio no hay que tener tanto miedo, lo toleran mucho mejor, pero eso no quiere decir que podamos dejarlos en el exterior así sin más.

Si tienes pensado que tu conejo viva en un jardín, terraza antes que llegue el invierno, debes dejarlo fuera para que se adapte poco a poco al cambio. Sigue estos consejos para que no enferme por culpa del frío. Cuando ya hablamos de grados que empiezan a ser bajo 0, es importante que tengan una conejera o algo similar. para que pueda resguardarse tanto del frío extremo como de la lluvia.

También te puede interesar:

¿Cómo cuidar a crías de conejos?

5 enfermedades más comunes en conejos

Todo sobre los dientes de conejos

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.