Como eliminar el mal olor de un hámster | Como evitar el mal olor

Son animales adorables y muy buena opción para adoptar. Una de las preguntas más frecuentes es ¿cómo podemos eliminar el mal olor de un hámster? Más que molesto puede llegar a ser muy antihigiénico, así que es necesario saber cómo mantener limpio el aérea donde vive. No se necesitas de muchas cosas para poder cuidar muy bien de un hámster, aunque si requiere de cierto tiempo para poder cuidarlo bien. Te explicaremos cuales son los mejores consejos para poder tener a un hámster limpio, sano y feliz.

como eliminar el mal olor de un hámster

 

Eliminar el mal olor de un hámster, ¿es difícil?

No es difícil, lo que necesitas es saber cómo, tener lo necesario para que el espacio pueda oler bien. Lo que necesitas hacer es lo siguiente:

Limpieza en la jaula:

Para poder eliminar el mal olor de un hámster hay que retirar todo el resto de alimentos, así como el papel de periódico o ropa que has puesto como cama. También separa el comedero y bebedero y cualquier otro elemento que haya dentro de la jaula. Lávalo todo bien a fondo con agua caliente y detergente. Limpia, también, los barrotes y el resto de la jaula, sécalo todo completamente, y vuelve a poner papel de periódico en el suelo y coloca el resto de elementos.

Entrena a tu hámster para usar un orinal:

Muchos hámsters, (en la mayoría) aprenden rápidamente a usar una bandeja higiénica. Coloca un recipiente en un costado o fija un orinal hecho para hámsters en el espacio donde tu mascota orina habitualmente. Agrega algo de aserrín sucia al recipiente. Una vez que tu hámster esté usando regularmente su orinal, simplemente deberás vaciarlo diariamente y agregar sustrato fresco. La ropa de cama en la celda puede ser diferente: aserrín grande, pellets prensados de aserrín, pellets de maíz.

Se recomienda cambiar la basura cuando se ensucie. Una o dos veces por semana para limpiar un lugar para un inodoro. Notará esta esquina inmediatamente, porque los hámsters están limpios y caminan solo en un lugar. Después de quitar este lugar, vierta el relleno viejo de la plataforma allí y agregue relleno nuevo a la jaula. No recomiendan a todos que cambien de inmediato, porque los hámsters reaccionan con mucha fuerza al cambio de relleno y comienzan a emitir un olor específico para la etiqueta de territorio.

Limpia la jaula una vez a la semana:

A menos una vez por semana o con mayor frecuencia si se trata de un sitio pequeño. Saca al hámster y colócalo en un lugar seguro. Deshecha toda el aserrín y juguetes de cartón o cajas. Limpia la jaula con detergente y agua caliente. Puede ser más fácil hacer esto al aire libre y enjuagar la jaula con una manguera. Sécala cuidadosamente y agrega más aserrín y accesorios antes de volver a meter al hámster.

Por su fuerte olor y acción desinfectante, es común que pensemos que los productos agresivos, como la creolina o el cloro, sean más ‘eficientes’ al momento de limpiar. No obstante, este tipo de producto no resulta eficaz para limpiar la materia orgánica ni sus olores residuales.

Además, los productos de limpieza corrosivos o irritantes son perjudiciales para la salud de nuestras mascotas. Sus compuestos pueden provocar alergias dérmicas, pérdida de pelos, irritación en las mucosas y problemas en el sistema respiratorio.

Lugar de descanso:

Un lugar de descanso para un hámster también debe limpiarse una vez a la semana. Esta es su casa, área de almacenaje nativo. Cuando limpie la casa, debe sacar solo las existencias que se deterioran rápidamente (frutas frescas, verduras, trozos de queso cottage, carne y pan). Si se alimenta de manera excepcionalmente seca y balanceada, es mejor limpiar incluso con menos frecuencia, ya que aparece un olor desagradable en la casa.

En caso de no disponer del tiempo necesario para llevar a cabo la sustitución del lecho higiénico todos los días o si bien lo hacemos, pero el olor sigue resultando molesto, el remedio perfecto es utilizar un neutralizador de olores. Se vende en formato salífero y está compuesto de enzimas que descomponen el amoniaco presente en los desechos orgánicos de nuestra mascota. No es un producto tóxico y, además, contiene un agradable perfume que potencia el efecto.

También te puede interesar:

Cuidados básicos de un hámster

¿Cómo tranquilizar a un hámster?

Ventajas y desventajas de adoptar a un hámster

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.