¿Como saber si el hurón tiene parásitos?

Los hurones son unos mamíferos muy inquietos, les gusta estar explorando todos los rincones de la casa y por ende pueden contraer diferentes tipos de enfermedades. A la hora de estar explorando la casa pueden encontrase con diversas cosas como por ejemplo polvo, algún gusano o insecto que pudieran comer o simplemente basura. Esto puede llevar al hurón o ferret a enfermarse por lo que se lleva a la boca, pero si quieres saber un poco mas del hurón y de sus parásitos, te invitamos a que sigas leyendo este articulo donde aprenderás como lidiar con estos padecimientos que provocan los parásitos y aprenderás como saber si el hurón tiene parásitos.

También te puede interesar los siguientes artículos:

Problemas respiratorios de los hurones”.

“¿Cómo saber si el hurón es feliz”?

Ruidos raros de los hurones”.

Prevención de parásitos en el hurón

Los hurones sueles sufrir desde las molestias de las pulgas y piojos, hasta la presencia de parásitos más graves como los de la filariosis. La buena noticia, es que en la mayoría de los casos, requieren más o menos los mismos medicamentos que los gatos, en calidad y cantidad. Por lo que no implican un gasto desorbitante.

  • Uno de los puntos más importantes es la higiene del hurón. Debe que tener una buena higiene para que no tenga problemas.
  • Otro punto importante es las vacunas. El mamífero debe que tener todas las vacunas para evitar que parásitos puedan entrar a su cuerpo.
  • Desparasitación. La desparasitación es importante, cuando el animalito tiene entre 9 y 12 semanas, se suele practicar una desparasitación general.

Los hurones nos pueden pasar pulgas y garrapatas si están infestadas; también pueden contagiarnos hongos causantes de tiña (dermatofitos), que generalmente detectaremos en el animal antes que en las personas, y , si están afectadas, rabia. La toxoplasmosis sólo nos la pueden transmitir si nos comemos al hurón.

Parásitos en hurón

Desparasitación en hurones

Desparasitación externa

Este tipo de desparasitación es necesaria especialmente cuando nuestro hurón lo sacamos  a la calle con frecuencia, ya  que al estar en contacto con otras especies o con materia fecal de otros animales representa un riesgo para la salud porque están propensos a la adquisición de cualquier bacteria o parásito,  igual si vivimos en zonas de riesgo, se convierten en animales altamente vulnerables y  propensos a adquirir cualquier infección o parásitos.

Desparasitación interna

Muchos dueños de hurones son de la opinión que estos no deben ser desparasitados internamente,  otros opinan lo contrario,  es decir que deben ser desparasitados para prevenir cualquier infección  de  gusanos  intestinales, para saber si tu mascota presenta  algún síntoma de infección de gusanos  intestinales se le debe hacer un análisis de heces cada dos meses y se descartará cualquier sintomatología.

Los hurones también pueden infectarse por parásitos intestinales, podemos encontrar: Toxocaris leonina, Toxocara cati, Ancylostoma sp., Dypilidium caninum, Giardia spp. y coccidios, siendo estos últimos los más frecuentes sobre todo en animales jóvenes por estrés.
Estos parásitos pueden ser una de las causas de diarreas en hurones, el diagnóstico se realiza tras análisis de heces en fresco y tras flotación en sulfato de Zinc. Para el tratamiento se les debe administrar el antiparasitario específico para cada especie de parásito.

Infecciones parasitarias (coccidios, giardias)

No son tan comunes como pueden ser en otros mamíferos domésticos. La nematodosis es rara pero si se ven más casos de coccidiosis y giardiasis. Afecta sobre todo a hurones jóvenes con el sistema inmunitario comprometido o que han estado sometidos recientemente a algún factor estresante. Pueden cursar con diarrea, a veces hemorrágica y con pérdida de apetito. A veces podemos ver coccidios en heces en un examen coprológico de rutina sin observar ninguna sintomatología digestiva.

Infecciones bacterianas

mustelae puede encontrarse como flora normal en el estómago de los hurones sanos. En ocasiones, por causas todavía no establecidas, produce irritación y úlceras en estómago. Cursa clínicamente con vómitos crónicos, letargia y pérdida de peso. Debemos tenerlo presente en caso de observar diarreas melenoides. C. perfringens puede proliferar en raras ocasiones en casos de indiscreción alimentaría. Produce endotoxinas que dañan el epitelio intestinal. L.intracellularis es el agente causal de la Enfermedad Intestinal Proliferativa, también observada en cerdos y hámsteres entre otros.

Afecta normalmente a animales jóvenes, entre 2-4 meses. La transmisión es probablemente oral-fecal. La diarrea puede ser mucoide, variar en color, con o sin sangre fresca, etc. Generalmente se cronifica y no es raro observar asociado problemas de prolapso rectal continuo o intermitente. Son animales que pierden peso rápidamente, a pesar de comer con normalidad. Salmonella sp. Puede provocar diarrea hemorrágica, fiebre y letargia. Es poco frecuente pero al ser una enfermedad contagiosa debemos incluirla en nuestro diagnóstico diferencial, sobretodo en animales que hayan ingerido carne cruda o comida en mal estado.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.