¿Cómo tranquilizar a un hámster?

Los hámsters son pequeños roedores que son muy bonitos. Por eso en este artículo te damos consejos de ¿Cómo tranquilizar a un hámster?  Lo que tienen estos animales es que se estresan y asustan muy fácil. Resulta ser más fácil cuidar de un hámster que de un perro o gato, ya que son más pequeños y no requieren de un espacio muy amplio para tenerlos. Continúa leyendo para saber cómo calmar en caso que se encuentre muy aterrorizado tu mascota.

Como tranquilizar a un hámster

¿Qué hacer para tranquilizar a un hámster?

  • Al llegar a casa, seguramente el estará inquieto, hay que llevarlo a su jaula. Ahí será el lugar en donde se va a sentir más seguro al principio.
  • Introduzca la mano en la jaula y permita que su mascota para comprobar hacia fuera. No utilice ningún movimiento brusco.
  • Pruebe frotar algo de su ropa de cama en su mano para que el olor es familiar para su hámster.
  • Ofrezca de hámster de alimentos directamente desde la mano después de unos días de cuidado de la misma.
  • Permitir que su mascota a caminar en su mano. Si el hámster responde bien, recogerlo con las dos manos, pero no seas demasiado firme.
  • Asegúrese colóquele correctamente la jaula de su mascota cuando usted acaba de jugar con él.
  • Colocar la jaula en un lugar tranquilo, alejado de los animales y los niños más grandes u otros ruidos fuertes.

Elimina el estrés

La alimentación y la higiene también tienen mucho que ver. Para que nos demos una idea, sería interesante seguir unos ciertos hábitos, poniendo determinadas horas para darles de comer y beber. La zona también tiene que estar todo lo limpia que se pueda, sin más suciedad que la que ya sea necesaria. Por ejemplo, los sacamos brevemente de la jaula, limpiamos la misma, y los volvemos a poner dentro. Todo eso en el menor tiempo posible.

Por último, teniendo en cuenta que los hámsters son muy activos, lo ideal sería poner a su disposición algunos juguetes con los que pudieran entretenerse y quemar todos esos nervios que tienen. Lo que se suele poner es una ruleta, aunque hay muchas más opciones.

Si somos sinceros, los hámsters no son difíciles de cuidar, aunque hay que tener unas ciertas precauciones para evitar estrés.

Has que confié en ti


Puedes hacer un área de juegos fuera de la jaula:

Una forma de darle a tu hámster la oportunidad de salir de su jaula y acostumbrarse a pasar tiempo contigo es colocando un corral seguro en algún lugar de tu casa. Para este propósito, busca un área del suelo que sea plana y limpia y asegúrate de que esté cerrada para que el hámster no pueda escapar. Luego, coloca algunos juguetes y artículos, como tubos de cartón, dentro del corral.

Acercarte a el:

Si deseas sostener a tu hámster, es importante que lo hagas lentamente, con paciencia y no con demasiada frecuencia. Puedes comenzar dándole un bocadillo en tu mano. Extiende tu mano sobre el suelo y deja que el hámster se acostumbre a ella. No levantes tu mano inmediatamente. Una vez que el hámster corra alrededor de tu mano, como si fuera un juguete, debes detenerte por ese día. Luego, dale un bocadillo.

Descubre lo que le gusta:

Pasa tiempo observando al hámster para que conozcas su personalidad y gestos. Todos los hámsters tienen su propia personalidad, así que debes conocer la personalidad de tu hámster e interactuar con él según ella. Algunos hámsters pueden ser más tímidos y solitarios que otros. Por lo tanto, debes respetar este rasgo y no alterarlo excesivamente si ese fuera el caso. Para tranquilizar a un hámster hay que  aprender a conocerlos muy bien.

También te puede interesar:

Mi hámster ¿Puede tener cáncer?

Consejos para cuidar el embarazo de un hámster

Cuidados básicos de un hámster

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *