Conejo de angora | Curiosidades y características físicas.

cuidados del conejo de angora

Los conejos suelen ser muy adorables. Existen un sin fin de razas, uno de los más curiosos es el conejo de angora. Es uno de los que tienen un gran pelaje. Los conejos resultan ser muy buena opción para adoptar, ya que no requieren de mucho dinero. Los podemos tener en un departamento, en una casa grande, o una granja. Suelen adaptarse fácil a su nuevo estilo de vida, solo necesitan un pequeño tiempo para hacerlo.

Puede interesarte: Cuidados de un conejo en departamento

Conejo de angora y sus curiosidades

El conejo de Angora, es una variedad de conejo doméstico que se define, por su pelo, la lana de angora. Muchos creen que es originario de Angora (Ankara) en Turquía, como el gato de Angora y la cabra de Angora, que se caracterizan por su pelo largo y sedoso.

Este conejo fue animal de compañía de la realeza francesa y al final del siglo se había extendido por el resto de Europa. En USA los conejos de Angora aparecieron en el siglo XX. Su carácter extremadamente manso lo hace un buen animal de compañía.

Características del conejo de angora

Su abundante pelaje es objeto de aprovechamiento económica. El escaso diámetro, 11 micras, nota 1​ y la extensión de los pelos son dos factores muy atractivos para la industria textil, ya que las prendas confeccionadas con este tipo de fibra pesan menos que la lana y dan mucho más abrigo. La angora forma parte de prendas de alta calidad. Por su abundante pelaje se le debe cepillar de dos a tres veces por semana.

Pelaje:

Su característica más fuerte y que lo diferencian del resto, es su pelaje, debido a que este es súper largo, algo que le da muchas desventajas si este anduviera por su cuenta. Sería una presa demasiado fácil de atacar ya que al tener pelo tan largo se le dificulta moverse correctamente e incluso ver, además esto también le podría producir infecciones.

Estos conejitos tienen 35 centímetros de tamaño y un peso de 2-5 kg. Se ha calculado que pueden vivir por 10 años. Su color normalmente es blanco, pero como mencionamos anteriormente muchos han sufrido de cruces lo que los ha trasformado hasta su color de pelaje, como canela e incluso gris.

Cuidado del pelaje:

El pelaje largo de los conejos angora exige que el mantenimiento de esta raza de conejos sea más exhaustivo que el de los conejos de pelo corto. Con los angoras será necesario un cepillado regular, de una o dos veces por semana como mínimo.

Con este cuidado del pelaje realzaremos el pelo de nuestra mascota a la vez que evitaremos la formación de nudos que puedan molestarle. Además, le estaremos protegiendo de la ingesta de pelos, ya que los conejos, al igual que los gatos, se cepillan regularmente con su lengua. Si hacemos esto eliminaremos los pelos muertos y evitamos que ellos los ingieran posteriormente.

Alimentación:

La alimentación es la misma, que la de otros conejos. Deben tener una alimentación balanceada, para así tener una buena vida y evitar algunas de las tantas enfermedades que puede tener un conejo. La mayoría de las personas suelen premiar a sus mascotas con pequeños trozos de frutas, el pienso será un buen alimento para nuestra mascota. El heno es una pieza clave en su alimentación. Le aporta mucha fibra y evita problemas gastrointestinales. Es recomendable que siempre disponga de heno fresco en la jaula. En ocasiones también hacen sus lechos en él.

Hábitat:

Si tenemos a este tipo de conejo en casa debemos saber que necesitan un buen espacio para poder vivir cómodo. Igualmente saber que son conejos felices en temperaturas templadas que no superen los 30 grados ni bajen de los 10.

También puede interesarte:

Principales enfermedades de los conejos

Alimentación correcta de los conejos 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.