Conejos gigantes ¿Qué cuidados necesitan?

Los conejos gigantes son hermosos, resultan ser muy curiosos y a los niños les fascina tenerlos de mascota. Estas mascotas de gran tamaño tienen la peculiaridad de ser muy tranquilas y por lo tanto, no se les va a ver corriendo muy a menudo, siendo más habitual que se muevan para comer, inspeccionar el terreno y poco más. Tampoco son dados a los saltos, puesto que van a sufrir sus articulaciones en el impacto contra el suelo, prefieren quedarse en tierra firme.

conejos gigantes

Cuidados básicos de los conejos gigantes

Jaula:

La jaula no puede ser muy pequeña o no podrá moverse. Es cierto que es un vago y que se pasa el día entero tumbado, pero también tiene algunas necesidades de desplazamiento y movimiento que deben tener en su jaula. Es aconsejable que, para que no se agobie, lo saquemos con frecuencia de la jaula para que pueda disfrutar de la libertad de deambular por casa. Son realmente curiosos y cualquier cosa les llamará la atención e irán a ver qué es. Este conejo, a diferencia de otros, no es tan curioso, pero sigue teniendo ese instinto.

Alimentación:

En cuanto a la alimentación, debe ser bastante completa y equilibrada. Ya el conejo de por sí es grande, no queremos un conejo que tenga unas dimensiones descomunales. Si nuestro conejo empieza a comer demasiado, engordará inevitablemente ya que su nivel de actividad es muy bajo.  Por ello, es importante que su dieta sea sana y equilibrada para cumplir todas sus necesidades nutricionales sin que lleguen a engordar o a contraer otro tipo de enfermedades. El menú recomendable para esta especie conejos ha de incluir un elevado contenido de proteínas y nutrientes; de la misma manera, es fundamental agregar a la dieta heno fresco y de calidad que contribuya a que su proceso digestivo transcurra adecuadamente; cabe acotar que suministrarle la presentación en polvo puede provocarle problemas respiratorios.

Vacunas:

Los conejos, al igual que otros animales domésticos, necesitan de vacunas. Debes llevarlo al veterinario cada vez que detectes algún comportamiento inusual o algún síntoma de enfermedad. Lo más recomendable es que, cada cierto tiempo, lo lleves a una revisión general. Su anatomía es muy similar a la de cualquier conejo común, aunque tiene muchos rasgos que nos recuerdan a las libres, teniendo unas orejas largas, que empiezan siendo muy finas para terminar en con unos bordes redondeados muy amplios. Asombra ver sus grandes patas traseras, con una planta muy alargada. El rabo terminará en pico y generalmente será en parte de color blanco. El morro será alargado y grande, con una fuerte papada inferior, que será más habitual en las hembras que en los machos.

Características de los conejos gigantes

Pelaje:

La coloración de su pelaje también nos recordará a las liebres, pues mezcla el marrón con el dorado, el gris y el negro, teniendo el vientre blanco o de un color más clareado. Aunque existen también ejemplares de color negro o incluso blancos, no se ha fomentado mucho su crianza, ya que son pocos los que tienen estos animales como mascotas y, por lo tanto, no se le da importancia a su coloración.

Origen:

Estos conejos rara vez se encuentran en España o el sur de Europa. Así siendo un conejo de compañía perfecto en el norte europeo, lugar del que son originarios.  El ritmo sedentario y pasivo del conejo gigante, obliga a tener especial cuidado al momento de alimentarlo. Es de entender que su dieta demanda cantidades superiores de comida respecto a las especies pequeñas. Esto no significa que deban darle raciones que sobrepasen las calorías que es capaz de quemar durante el día.

También te puede interesar:

¿Cómo cuidar a crías de conejos?

Conejos en peligro de extinción

[Mixomatosis en conejos] ¿Que es? ¿Tiene cura?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *