¿Cuál es el origen de los hámsters?

El origen de los hámsters suele ser curioso, ya que son hermosos roedores que a muchos nos encanta tener de mascotas. Ya sea por el pequeño tamaño o los adorables que se ven, muchos los prefieren porque no ocupan mucho espacio y son sencillos de cuidar.

el origen de los hámsters

¿Cuál es el verdadero origen de los hámsters?

Es curioso ya que se encuentran diversas teorías al respecto. Por un lado, se habla de que procede del alemán ‘Hámster’ y que este fue tomado del eslavo, que en su vinculación con el ruso dio a luz la palabra ‘xormrk’ –khomyak– y en polaco chomik. Según un diccionario filológico especializado apunta que hámster podría tener su origen en el Avesta jomestar, por la idea de que es un roedor que toma habas y cereales, entre otras cosas. También, como se comentaba, del ruso, que significa que carga comida en ambas mejillas. Otra opción que hemos recopilado es que proceda del término ‘skom’, una onomatopeya que se supone reproduce el sonido que hace esta mascota.

Existen gran variedad de hámsters entre estos están:

Hámster sirio:

La mayoría de los hámsters sirios de hoy en día provienen de un grupo de hámsters salvajes capturados en Aleppo, (Siria), los cuales fueron llevados a un laboratorio en Jerusalén para ser estudiados. A los trabajadores del laboratorio les parecieron amables y fáciles de cuidar por lo que se llevaron algunos a casa, siendo esa probablemente la primera vez que los hámsters se criaron como mascotas. También enviaron hámsters a otros laboratorios del mundo, y hacia 1946 estos animales ya se habían convertido en una mascota muy popular. Hoy en día, solo los perros, gatos, peces y conejos pueden hacerle competencia.

Hámster enano:

También son muy populares, aparecieron en las tiendas de animales en los años setenta. Son originarios de las estepas y las zonas desérticas de Mongolia, algunas partes de China y al noreste de Kazajstán, donde son especialmente apreciados por su habilidad para montar a caballo.

Hay 4 especies de hámsters enanos: el Campbell ruso, el ruso blanco (de invierno o hámster siberiano), el Roborovski y, por último, el hámster chino (aunque este no es un verdadero hámster enano). El Campbell ruso, recibió su nombre en 1905, fue el primero las especies enanas en abrirse camino en el mercado como mascota a mediados de los setenta. El ruso blanco ya era conocido por el año 1773, pero no hizo su aparición en las tiendas de Reino Unido hasta finales de 1970.

Hámster chino:

En 1773 el hámster chino ya había sido también registrado, y en 1919 fue llevado al Reino Unido como animal de laboratorio. No llegó a las tiendas de animales hasta después del hámster Campbell y el ruso blanco, y aún hoy en día no es tan popular. El Roborovski es la raza más pequeña, por eso a los científicos les llevó más tiempo descubrirlo, en 1903. Fue criado por primera vez como mascota en Suecia y se vende en las tiendas de animales desde 1990.

El ‘National Hámster Council’ (Consejo Nacional del Hámster) se formó en Reino Unido en 1949, y es hoy la institución más antigua del mundo que se ocupa de estos animales.

cual es el origen de los hámsters

¿Quién descubrió el origen de los hámsters?

El origen de los hámsters es relativamente cercano en el tiempo. Los primeros fueron descubiertos por un zoólogo británico en los alrededores de Siria, en 1839, aunque la ciencia los ignoró hasta bien entrado el siglo XX, cuando varios ejemplares fueron criados con éxito en la Universidad de Jerusalén.

En concreto, se atribuye a George Waterhouse el hallazgo del primer hámster dorado. Cuya piel fue expuesta en un museo británico con más pena que gloria. En 1930, el profesor Aharoni, zoólogo de la Universidad de Jerusalén, se topó con nuevos miembros de la especie, nuevamente en un desierto sirio. Él se encargó de transportarlos hasta su ciudad de origen, así como de organizar la cría en cautividad de los que sobrevivieron.

También te puede interesar:

¿Por qué mi hámster está muy inquieto?

Juguetes para hámsters ¿Cuáles son los mejores?

¿Es necesario vacunar a mi hámster?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *