¿Cuáles son las necesidades básicas de mi hámster?

Las necesidades básicas de mi hámster consisten en su alimentación, hábitat entre otras cosas. Nuestros hámsters necesitan para vivir de una buena atención como cualquier otra mascota. Aunque estas mascotas no necesitan de mucho espacio, necesitan de una jaula con un espacio apropiado, donde puede tener comida, agua, y algunos juguetes.

necesidades básicas de mi hámster

Necesidades básicas de mi hámster

Alimentación:

Comida vegetariana: los hámsters son animales omnívoros, pero su alimentación se basa sobre todo en una dieta vegetariana. Hay alimentos completos para nuestros hámsters, que respetan todas sus necesidades básicas de mi hámster y son muy ricos en fibra.

Un puñado de heno también le aporta la fibra necesaria para el buen funcionamiento del estómago y es bueno proporcionarle alimentos secos basados en granos y cereales para darle una dieta balanceada.

Además, rellenar su comedero, es ideal ofrecerle una pieza de fruta o verdura a diario como alimento complementario. Sus favoritos son la fresa, el plátano, la zanahoria, el brócoli y el calabacínes, siempre en pequeñas dosis para evitar problemas gastrointestinales.

Aparte de ser una fuente de vitaminas y nutrientes, los vegetales les aportan líquidos. No olvides que su bebedero debe estar siempre lleno, y si no lo acaba, igualmente hay que cambiarlo cada día para que tenga agua fresca y limpia siempre disponible.

Comportamiento:

Los hámsters son muy sociables, pero no siempre desde el primer momento, como todos, necesitan un poco de confianza, por lo que la paciencia y los contactos cotidianos y repetidos son la clave para adiestrarlo mejor. Para poder agarrarlo, la manera más segura y menos estresante para el animal es agarrarlo en el hueco de tu mano.

Debemos vigilar el crecimiento de las uñas y respetar sus horas de sueño. Por lo que sí está durmiendo no lo molestes para jugar con él, espera a que se despierte.

Lugar para vivir:

Elegir una jaula lo suficientemente grande para acomodar a tus hámsters. Para un hámster, elegir una jaula que sea amplio, por lo menos 1 pie de alto y 18 pulgadas de largo, aumentar el tamaño de la jaula dependiendo del número de hámsters que tienes. Acuarios o jaulas de alambre son convenientes para los hámsters. Considerar la compra de una jaula de segunda, más pequeña para sostener a su hámster mientras limpiamos hacia fuera de la jaula principal. Coloque la jaula en una zona tranquila de su hogar, lejos de corrientes de aire y luz solar directa y limpiar regularmente la jaula de tu hámster.

Este animal no requiere una gran atención veterinaria, aunque es aconsejable desparasitarlo y pasar una revisión anual para prevenir problemas de salud.

Comodidad y salud:

Los roedores son muy limpios y verás que se asean continuamente el cuerpo. Ayúdale a mantener la higiene con un repaso mínimo diario, por ejemplo, quitando restos de alimento fresco que no haya guardado y se pueden pudrir. Una vez por semana necesitará una limpieza a fondo, en la que podemos retirar heces, reponer sustrato y otros materiales sucios, aparte de fregar comederos, bebederos y accesorios de la jaula.

El hámster es nocturno, esto quiere decir que sus horas más activas son al atardecer y durante la noche, así que respeta su descanso durante el día.

A su llegada al nuevo hogar, necesita unos 10-15 días para adaptarse. Durante la primera semana en casa no es recomendable tocarlo y durante la segunda se puede empezar a acariciar a ratos cortos, para no crearle estrés. A partir de la tercera semana se puede comenzar a sacar de la jaula, siempre bajo supervisión. No se debe dejar desatendido fuera de la jaula, ya que por tamaño se puede esconder en cualquier lugar y sufrir algún accidente.

También te puede interesar:

Las 5 razas más bonitas de hámsters

Alimentos prohibidos para nuestro hámster

La deshidratación en hámsters | Causas y soluciones

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.