Curiosidades de la cobaya

Las cobayas o cuyos son unos roedores de tamaño mediano que parecen una bolita de pelo. Son expresivas, son simpáticas y se les considera como una gran mascota para el hogar. Quien ha convivido con una cobaya sabe lo especiales que son estos animales, pero poca gente las conoce aún, a continuación, te presentamos algunas de las curiosidades de la cobaya.

Curiosidades de la cobaya

Cavia porcelus es su nombre científico, pero a nivel informal se la conoce más como cobaya, cuyo o conejillo de Indias. Fuera de nuestras fronteras y más concretamente en Latinoamérica, de donde procede, este pequeño roedor recibe el apelativo de cuy. Te preguntarás de dónde sale esta palabreja. Muy sencillo, es la onomatopeya que este simpático animalillo emite.

Más sobre las curiosidades de la cobaya

Raza skinny

Hay una variedad de cobaya que no tiene pelo. Se trata de la cobaya skinny, descendientes de una cobaya con una mutación espontánea que la hizo nacer calva en un laboratorio. Se reprodujeron fomentando el gen que les hacía perder el pelo, y así nació esta raza.

Son cobayas normales, pero hay que tener en cuenta que son más vulnerables al frío y pueden, por lo tanto, resfriarse con más facilidad que el resto de cobayas. Las curiosidades de la cobaya en cuanto a razas no se acaban aquí, pero esta es la más extraña.

No les agrada estar solos

Mientras disfrutan del afecto humano, las cobayas deben estar con otros de su propia especie y siempre deben mantenerse en parejas o en pequeños grupos. Se comunican mediante varios ruidos, incluida la conocida llamada ‘wheek-wheek’, una señal de emoción o de encontrar un amigo, y un bajo sonido de ‘ronroneo’, que hacen cuando se sienten contentos y relajados. También emiten una serie de ruidos cortos ‘putt-putt’ cuando están explorando. Un cobayo mantenido en la soledad tiene más probabilidades de sufrir estrés y depresión.

No sintetizan vitamina C

Otra de las importantes curiosidades de la cobaya es el déficit de vitamina C produce escorbuto, problemas dentales como un crecimiento anormal de los incisivos y problemas de los ojos, por lo que es muy importante cuidar su dieta. Los alimentos que más vitamina C tienen son el pimiento rojo, las espinacas, el brécol o las fresas, por ejemplo, y deben ingerirlos a diario.

Al contrario que muchos otros animales, las cobayas no pueden crear la vitamina C con una alimentación normal. Toda esta vitamina que necesitan deben ingerirla directamente en su dieta.

 Inteligentes desde su nacimiento

Las cobayas recién nacidas, nacen con el pelaje, los ojos abiertos y pueden correr a pocas horas de su nacimiento, algo que es muy útil para una especie que tiene muchos depredadores. A las tres semanas, los bebés son destetados y a los tres meses están completamente maduros, aunque seguirán creciendo en tamaño hasta que tengan alrededor de un año.

Mecanismo de defensa: orinar

Cuando una cobaya o cuyo siente que otra u otro animalito le está molestando, suelen lanzarle un chorro de orina. ¡Es su forma de “atacar” o “defenderse”! Tenlo en cuenta si no quieres que te sorprendan con un pequeño chorrito.

Aprenden rápido

Estos roedores pueden aprender palabras y obedecer nuestras órdenes, pero, además, disfrutan resolviendo problemas y aprendiendo trucos nuevos. Hay muchos trucos sencillos y divertidos que puedes enseñarle a tu cobaya, pero también puede disfrutar del uso de juguetes y puzzles que le hacen pensar un rato.

También te puede interesar sonidos de la cobaya y su significado

Se comen sus propias heces fecales

Podrá parecer una cochinada, o algo extraño, pero es cierto: las cobayas hacen dos tipos de heces fecales, que solo ellas pueden diferenciar; uno de ellos en ocasiones lo ingieren. Lo hacen porque hay nutrientes necesarios para su organismo y así los aprovechan. De todas las curiosidades de las cobayas, es cierto que esta es la más desagradable.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *