Golpe de calor en mi hámster | ¿Cómo podemos evitarlo?

En el verano es muy común que haya golpe de calor en mi hámster, por eso debemos estar informados para evitar que le suceda algo grave a nuestra mascota. Los hámsters no requieren de cuidados exagerados, solo necesitan una jaula amplia con accesorios, agua y comida saludable. En seguida te enseñaremos como cuidar a tu hámster y evitar un golpe de calor. Un golpe de calor puede sobrevenir a cualquier mascota. Los roedores no escapan a ello.

golpe de calor en mi hámster

Causas del golpe de calor

¿Qué es un golpe de calor? Cuando un animal está expuesto a altas temperaturas, su metabolismo se enlentece. Esto se traduce en una disminución de su actividad física y de su nivel general de energía, así como en cambios de humor.

El hámster que empiece a acusar los efectos de un exceso de calor también perderá el apetito, lo cual le llevará incluso a perder peso. Si esta falta de actividad y de ganas de comer se prolonga y se intensifica, es posible que tengas que llevar a tu mascota al veterinario. Esto sucede cuando, las temperaturas extremas del ambiente y la imposibilidad de aire fresco, y la temperatura corporal sube peligrosamente, presentándose unos síntomas muy característicos que explicaremos más adelante.

Síntomas:

  • Se observa un estado de sueño profundo
  • El hámster queda recostado sobre un lateral
  • Se encuentra rígido y apático, sin reacción
  • Puede experimentar temblores y movimientos laterales en la cabeza
  • Respira muy rápido
  • El pulso es rápido y débil
  • El pelaje puede encontrarse húmedo

¿Cómo prevenir el golpe de calor en mi hámster?

  1. Agua fresca, siempre:

Procura que tu hámster tenga siempre a su disposición agua fresca y limpia para asegurarle una buena hidratación.

  1. Fruta y verdura, que no le falte:

Con el calor, estos roedores suelen comer menos; necesitarán menos cantidad de alimento, pero mayor aporte hídrico.

Reduciremos los frutos secos y le daremos más fruta fresca como melón, sandía, manzana, algunas verduras y hortalizas como el pepino, zanahoria y calabacín, ya que contienen mucha agua, que les ayudará a refrescarse e hidratarse. Una buena idea es ofrecerle trocitos de fruta congelada, por ejemplo, fresa, para que puedan roer y aliviarse del bochorno.

  1. Botella congelada y cubitos de hielo:

Como no es bueno poner una torre de refrigeración cerca del roedor, lo que sí funciona es colocar una botella de agua congelada en uno de los lados exteriores de la jaula, para irradiar frescor en el interior. Otra opción es poner algunos cubitos de hielo en una bolsita resistente y colocarla en el techo. Si mantienes un repuesto congelado en la nevera para asegurar un buen clima en la jaula, mejor que mejor.

  1. Piedras de río refrescantes:

Si no tiraste las piedras de río recogidas en una de tus excursiones, ahora te servirán para climatizar el hábitat de tu acalorado hámster.

Sólo tienes que meterlas en el congelador y, cuando estén a punto, colocarlas en alguna zona de la jaula de tu roedor, a modo de pavimento. Ya verás cómo le saca partido a este invento tan refrescante.

¿Qué hacer en caso de un golpe de calor?

Recuerda que el agua debe estar siempre tibia o fresca, pero nunca fría o helada; la diferencia extrema entre la temperatura interna y externa puede provocarle convulsiones o una parada cardiaca al hámster.

  • Colócalo en un lugar fresco
  • Salpícalo con agua, con la ayuda de un pulverizador
  • Anímalo a beber agua de una jeringa
  • Remójale las patitas en agua tibia
  • Envuélvelo en una toalla húmeda

También te puede interesar:

¿Es mejor adoptar a un hámster o a un cuyo?

5 razones para tener a un hámster como mascota

¿Por qué mi hámster esta decaído?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.