Mi iguana está decaída

Si tu iguana está decaída, es por varios factores que influyen en su vida diaria. En la actualidad existen más personas que adoptan a un animal de compañía exótico como mascota. Generalmente las personas estamos más acostumbradas a convivir con mamíferos, como los perros o gatos, que con reptiles como la iguana.

La iguana está decaída y no sabes porque se encuentra así, continúa leyendo, en este artículo te diremos las causas por las que se encuentra así tu mascota.

¿Por qué mi iguana está decaída?

Primero debes de saber es que una iguana guarda las reservas de grasa en su cola. Si es grande y tiene brillo, entonces no debes preocuparte, tu iguana está bien. Puede estar hasta una semana entera sin comer, pero no debes preocuparte si ves que de apariencia está bien y que sigue moviéndose y haciendo cosas e incluso se relaciona contigo y otras mascotas si las sacas del terrario. Eso sí, si la falta de apetito perdura, ves que pierde brillo y volumen y que está apática entonces en ese caso hay que tomar medidas. Si no come se puede deber principalmente a dos motivos: la iguana está decaída o se encuentra enferma.

La iguana no tiene apetito

La iguana se encontrará débil al no comer por un mal ambiente en el terrario, ya que al tener una mala temperatura y humedad dentro del terrario. Sí, aunque nos pueda llegar a parecer que no está muy relacionado, en realidad lo está y es algo muy importante. Una iguana necesita entre 60% y 70% de humedad y una temperatura de entre 32ºC y 35ºC. Si su terrario se encuentra por debajo de los 30ºC puede ser un motivo de dejar de comer y esto lo debilita muy lentamente.

La iguana está decaída por una mala alimentación

Cuando la iguana tiene una dieta mal balanceada se pone débil, si no le das el alimento correcto no lo comerá nunca o bien dejará de comerlo en poco tiempo. Por ejemplo, alimentos de nutrición pobre para una iguana son el tomate, el melón, la sandía y la lechuga, por lo que no se puede alimentar solo con estos. Además, hay que tener en cuenta los alimentos que nunca deberías darle como queso, carne cruda, jamón o cualquier alimento de origen animal. Esto les puede provocar una falta de vitaminas.

Falta de calcio

Uno de los problemas de salud más probables en nuestra iguana es la falta de calcio. Esta puede darse porque no absorbe bien el calcio o bien porque no se le da el aporte necesario. En este caso se pondrá muy débil la iguana, se le inflamarán las patas traseras y la parte de abajo de su mandíbula. Y, como en los humanos, este problema puede llevar a la osteoporosis. La respuesta es sencilla, añade a su dieta suplementos de calcio y fósforo de uso específico para reptiles que encontrarás en las tiendas especializadas en animales y en los centros veterinarios de animales exóticos.

Parásitos

La existencia de parásitos internos en una iguana, hace que cada día se ponga más débil y no engorda lo suficiente. Los parásitos pueden ser internos o externos. En el caso de la falta de apetito los que nos preocupan son los parásitos internos. Si observas su presencia en las heces o que tu mascota está apática y con falta de apetito, te recomendamos que acudas cuanto antes a tu veterinario para que te de la medicación o las pautas necesarias para poder eliminarlos cuanto antes. Además, deberás consultar con el especialista un plan de prevención ante los parásitos para evitar que se repita el problema.

En ocasiones pueden observarse parásitos externos, como las garrapatas o los ácaros. Los ácaros son muy difíciles de apreciar a simple vista, aunque en ocasiones pueden verse sus excrementos que parecen una especie de polvo. Además, hay parásitos internos capaces de provocar vómitos y diarrea.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *