Las crías de la cobaya

Cuando las crías de la cobaya llegan a estar en la vida de la madre, nacen muy desarrolladas y cubiertas de pelaje, con la habilidad de ver, oír y hasta correr. La cobaya es una especie relativamente fácil de criar. Deberemos mantener al macho y a la hembra separados si no queremos que se reproduzcan periódicamente. Tengamos en cuenta, que criar es muy bonito, pero debemos saber qué hacer con las crías y hoy en día hay demasiados animales abandonados.

En este artículo encontraras toda la información que necesitas sobre este roedor y sus pequeñas crías, continúa leyendo.

¿Cómo se comportan cuando nacen las crías de la cobaya?

Las crías de la cobaya nacen ya con los incisivos, pero los molares se les desarrollan algo más tarde. Son mucho más nerviosas que los adultos y desde el primer día prueban comida sólida, pero esto es solamente un reflejo. Hasta el día diez no empiezan a ingerirla; esta precocidad es un mecanismo de supervivencia, ya que la camada es poco numerosa comparada con la de otros roedores y muchas cobayas son depredadas. Por lo tanto, si nacen más desarrolladas, tendrán más posibilidades de sobrevivir.

La lactancia de las crías 

Su lactancia de estos roedores dura un mes, independientemente de si las crías de la cobaya ingieren alimento sólido. También pueden mamar de varias madres cobayas; la leche de las cobayas proporciona a las crías, aparte de alimento, defensas.

El calostro es la primera leche que segrega la madre. La composición del calostro varía en cada especie, pero fundamentalmente lleva sustancias inmunológicas, anticuerpos e inmunoglobulinas, leucocitos, agua, vitaminas, proteínas, carbohidratos, bacterias beneficiosas y grasas. De la ingesta de heces fecales de la madre, las crías de la cobaya, obtienen vitamina B y K, que estas son necesarias para sintetizar glúcidos y para la coagulación de la sangre.

¿Cómo se comunican las crías con la madre cobaya?

Las pequeñas crías llaman la atención de la madre cobaya emitiendo unos sonidos agudos. A las dos semanas la madre no responderá tan a menudo a estos chillidos para que la cría empiece a ser autosuficiente.

¿Las crías necesitan alguna alimentación especial?

Las crías de la cobaya son los roedores más formados al nacer. Como es natural la madre amamantará a las cobayas como mínimo dos meses, seguramente que a los pocos días ya empezaran a comer los mismos alimentos que la madre, a que las podremos observar comiendo sus vegetales como, por ejemplo, pimiento, zanahoria, manzana, heno y/o pienso etc.

Vitamina C para madre cobaya y crías

Durante el embarazo de la cobaya se le proporciona vitamina C, al igual debemos estar pendientes de proporcionar tanto a la madre como a sus crías, un aporte de vitamina C como mínimo mientras dure la lactancia, puesto que así nos aseguramos de que crezcan sanas y fuertes.

Las crías no necesitan un cuidado especial, todo su crecimiento es totalmente normal; solamente si vemos alguna cría que se queda más pequeña que todas por el motivo de que sus hermanas no la dejan comer tanto, podemos ayudarla dándole leche para gatito.

Lo que es realmente importante en un parto de cobaya, es saber antes el número de crías que lleva la mamá, esto es para asegurarse que nacen todas y ninguna se queda dentro de ella.

Es muy importante que se tenga en cuenta que la edad óptima para que una cobaya tenga su primera camada es entre los 5 y los 7 meses de edad, siendo peligroso para la salud de la madre hacerlo pasados los 7 meses.

También te puede interesar falta de vitamina C en cobayas

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *