Mastitis de hurón

Los hurones son unos animales mamíferos, que en la antigüedad eran usados para la caza de conejos. Hoy en día muchos de estos animales, son animales de compañía o mascotas. Cuando se tiene una pareja de hurones, es muy seguro que den crías. Debes que estar preparado para ayudar a la hembra en su embarazo, para que sea cómodo. Durante el parto y después del parto. El postparto puede ser inclusive la etapa más difícil porque es más fácil que puedan enfermarse o contagiarse de alguna bacteria, la mama y los bebes. Ya que sus defensas bajan. Una de las enfermedades más comunes del postparto es la mastitis de hurón que a continuación te explicaremos de que se trata.

También te puede interesar los artículos:

Cosas que el hurón no debe comer”.

Lenguaje corporal del hurón”.

Que es lo que le gusta al hurón”.

¿Qué es la mastitis?

La mastitis es una infección de los pechos que se produce después de dar a luz o alrededor de las 2-3 semanas de vida de los cachorros porque es en ese tramo de edad en los que éstos reclaman mayor cantidad de leche y sus dientes comienzan a crecer. Estos dientes causas heridas en los pechos o mamas de la hurona, hecho que provoca que las bacterias acudan y produzca la mastitis.

¿Cómo prevenir la mastitis?

Con una buena higiene en la jaula y todo lo que rodea la cría y lavándose bien las manos antes de cualquier manipulación o contacto con la hurona y sus crías. Todo esto sin olvidar la vigilancia.

Aprende a identificar la mastitis en tu hurón

Identificar esta enfermedad es fácil, los pechos se endurecen, aumentan de tamaño, y temperatura; y adquieren un color rojo oscuro.

Otros síntomas en la hurona:

  1. Perdida de apetito.
  2. Dolor en el pecho.
  3. La leche se vuelve color amarillento y grumoso.
  4. Pechos inflamados, duros y de color rojo oscuro o morado.

Esta enfermedad también puede llegar a afectar a los bebes hurones, produciendo una conjuntivitis y puede llegar hasta la muerte de la cría.

Mastitis de hurón

Causas por la que aparece la mastitis de hurón

Hay diferentes causas por la que puede aparecer esta enfermedad, a continuación, te mencionaremos las más comunes. Si quieres proteger a tu hurona debes que evitar esto:

  1. Mala higiene en la jaula o esquinero.
  2. Por la persona que manipula al animal, tiene mala higiene en las manos. Evita tocar a la mamá hurona cuando tus manos estén sucias.
  3. Por los cachorros cuando maman.
  4. Algún hurón u otro animal contaminado y no tratado.

Si esta enfermedad no se trata a tiempo, puede dar lugar a una necropsia de los pechos, sin posibilidad de recuperación.

Tratamiento para la mastitis de hurón

Si se aprecia mastitis, hay que ponerse inmediatamente y de manera urgente en contacto con nuestro veterinario (de ahí la importancia de tener un buen veterinario de confianza que nos pueda atender en casos de urgencias) que nos indicará que cuidados necesitará nuestra hurona. Se recomienda apartar las crías de la madre.

Generalmente el tratamiento contra la mastitis se basa en antibióticos y cremas específicas. También os aconsejaran colocar gasas húmedas y tibias con antiséptico local para aliviar a la hurona en la zona afectada.}

Como cuidar a los bebes de una mama contaminada o enferma

Durante el periodo de tratamiento los bebes no podrán ser amamantados por la madre, por lo que tenemos dos soluciones: bien recurrir a una hurona que tenga una camada, es decir hurona de sustitución o bien alimentarlos nosotros mismos.

Alimentar a los bebes nosotros

  • Requieren ser alimentados cada pocas horas.
  • Hay que recurrir a leche que puede ser tolerada por los hurones (generalmente leche en polvo para gatitos Royal Canin). Los hurones son intolerantes a la lactosa.
  • Cabe la posibilidad de neumonía por aspiración.

Alimentar a los bebes por otra hurona

  • Cerciorarse que los bebes no podrán contaminar a la hurona de sustitución.
  • La hurona no acepte a los nuevos
  • Posiblemente la hembra de sustitución no tenga leche suficiente para tanto cachorro.
  • encontrar una hembra de sustitución a veces no resulta para nada fácil.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *