Mi conejo tiene gripe

¿Qué pasa si mi conejo tiene gripe? Como toda mascota es muy normal que nuestro conejo se resfrié, hay veces que solo será un poco molesto, pero no tan grave. Debemos tratarlo y ser cuidadosos en los tratamientos que se le dará. Es de suma importancia consultar con el veterinario.

mi conejo tiene gripe

¿A mi conejo puede darle gripe?

En la estación de invierno, que cada día se va agrandando más en la capital, los conejitos tienen más posibilidades de contraer enfermedades respiratorias. Según Magaly Freire, veterinaria de Demetrio, en Miraflores, es en dicha estación cuando los dueños deben cuidar mucho más a sus conejos para evitar que les dé gripe o, peor aún, una neumonía.
En temporadas de frio los dueños deben mantenerlos en lugares frescos y cálidos, y colocar mantas en las jaulas de sus mascotas en las noches, para evitar que les dé una gripe o una neumonía, que son enfermedades muy usuales en estos animalitos.

Mi conejo tiene gripe, síntomas.

Estornudos:

Debemos saber que un estornudo ocasional no debe ser causa de preocupación, pues puede producirse como reacción normal ante polvo o pelo, por ejemplo. Que en estos estornudos puntuales salga algo de moco por la nariz también forma parte del mecanismo normal del estornudo y no resulta preocupante.
No obstante, no está de más repasar los cuidados básicos de los conejos para garantizar que el nuestro obtiene todo lo que necesita para estar sano y ser feliz. En algunas circunstancias en las que un conejo estornuda, pero no tiene mocos. En ese caso, es normal detectar también secreción nasal, que a veces apreciaremos como pelo manchado alrededor de la nariz o las patas, si se ha tocado.

Irritación en las vías respiratorias:

La causa de los síntomas, en estos casos, se debe a una irritación en las vías respiratorias que es probable que se complique con infección, como consecuencia de diferentes patógenos. Un conejo con este cuadro va a requerir atención veterinaria. No tratarlo puede implicar un empeoramiento, como la neumonía, que puede llegar a tener consecuencias fatales. Esto resulta más preocupante en los conejos de menos edad, los más mayores y aquellos que padezcan alguna otra enfermedad, pues en todos ellos el sistema inmunitario es menos fuerte, siendo más sensitivos a cualquier patología.

Ojos llorosos:

Si tu conejo tiene los ojos llorosos y la nariz constipada puede que estos sean síntomas de alguna alergia o infección respiratoria.

Humedad:

Muchas veces podrás saber si tu conejo está enfermo por la humedad de su barbilla. Cuando su barbilla esté muy húmeda o saca esputo, es un signo de que tu conejo está enfermo. Puede que tenga una infección en el hueso de la mandíbula o que presente un problema con sus dientes.

Debemos saber distinguir entre:

Resfriado
• Neumonía

Resfriado:

Esta es una de las patologías más comunes, se da por condiciones de humedad inadecuadas. Los síntomas que presenta son: estornudos, irritación de las mucosas, secreciones, pérdida del apetito y apatía. Esta suele aparecer cuando el sistema inmunológico del animal no está funcionando adecuadamente. Se trata con medicamentos de prescripción médica. Sí debe alarmarnos, en cambio, si nuestro conejo estornuda mucho o detectamos algún otro síntoma. Cuando un conejo estornuda todo el tiempo suele indicar que algo le sucede. En general, las causas que justifican los estornudos en conejos suelen estar relacionadas con alergias, o al introducir cuerpos extraños o enfermedades respiratorias.

Neumonía:

Se contagia cuando una bacteria de origen neumococo ingresa al organismo, llegando a los pulmones. Los síntomas son similares a los de un resfriado o una pasterelosis, pero resulta ser una infección más seria. Se produce dificultad para respirar, ronquidos, tos, estornudos y mucosidad. Teniendo esto en cuenta, se debe evitar a través de la vacunación. Para tratarla hay que emplear antibióticos para dicha bacteria.

Razas de conejos que puedes tener como mascotas

Moquillo en conejos (Pasteurelosis)

Conejo arlequín | Todo lo que necesitas saber

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *