¿Mi hámster puede tener tumor?

Las dudas sobre estos roedores cada día son más. Muchos se preguntan sobre si su hámster puede tener tumor, la respuesta es sí. En ocasiones puede ser peligroso para nuestra mascota, lo importante es tratarla a tiempo y darle los cuidados necesarios. En la mayoría de estos casos, los tumores suelen ser benignos y se puede salvar nuestra mascota. Es importante llevar al veterinario a sus chequeos para así poder detectar a tiempo cualquier enfermedad y sobre todo tener a un hámster sano y feliz. Mi hámster puede tener tumor a causa de algunos descuidos,  con más frecuencia ocurre en las hembras que en los machos. Los tumores malignos, en estos animales son poco frecuentes.

Mi hámster puede tener tumor

Mi hámster puede tener tumor, síntomas

Para saber si nuestro hámster tiene algún tumor hay que revisar todo su cuerpo y descartar si su cuerpo tiene bultos, ya sea en el vientre, los tumores internos normalmente no se diagnostican lo suficientemente temprano para una intervención quirúrgica. Los síntomas incluyen pérdida de peso y un aspecto general de estar enfermo. Los tumores internos en los hámsters generalmente no se detectan hasta que son grandes y provocan que se enfermen gravemente. En ese punto, quizá la única opción sea la eutanasia (muerte humanitaria).

Disminución de apetito:

Si el hámster tiene un tumor, seguramente coma menos. Sabrás que come menos si no termina de comer todo lo que generalmente le des a la hora de la comida. Además, quizá tampoco quiera comer bocadillos que casi siempre disfrute.

Si come menos, también bajará de peso, ya que es un síntoma común en los hámster con tumores.

Caída de pelo:

Es común que los hámsters tengan tumores en las glándulas (suprarrenal o tiroides) que producen hormonas. Los tumores en la glándula tiroides interrumpen el equilibrio normal de las hormonas en el cuerpo de los hámsters. Un resultado de ese desequilibrio hormonal es la pérdida de pelo.

El cáncer en los hámsters también puede causar pérdida de pelo, la cual es irregular.

Cambios de ánimo:

La molestia física del tumor puede ocasionar que el hámster comience a actuar de forma extraña. Por ejemplo, quizá se acicale el área del tumor hasta el punto de quedarse sin pelo o hacerse heridas. Probablemente, también comience a caminar de manera rara si el tamaño del tumor dificulta su desplazamiento.

Además, es posible que el hámster se debilite, lo cual significa que quizá no sea tan juguetón como antes.

Sed en exceso:

Los tumores en la glándula tiroides y la glándula suprarrenal también pueden hacer que el hámster se sienta extremadamente sediento. Si llenas la botella de agua de tu hámster con más frecuencia de lo usual, probablemente tenga un tumor en la glándula tiroides o suprarrenal.

Cuidados

Llévalo al veterinario tan pronto como notes que tenga un bulto. Debido a que los tumores pueden crecer rápidamente, no debes esperar hasta que el bulto desaparezca por sí solo. Cuanto más pronto lo lleves al veterinario, más pronto podrá diagnosticar y tratar el tumor.

Durante la consulta, dale al veterinario todos los detalles sobre la salud del hámster, incluyendo la primera vez que notaste los bultos y los otros síntomas que hayas observado. Así mismo, infórmale sobre su alimentación normal y cualquier enfermedad que haya tenido anteriormente.

La mejor forma de diagnosticar un tumor es analizar una pequeña muestra de él. Esta muestra recibe el nombre de biopsia. El veterinario anestesiará al hámster para tomar la biopsia. Luego, la enviará a un veterinario experto quien la analizará y determinará el tipo de tumor.

Probablemente, pasen algunos días hasta que el veterinario reciba los resultados de la biopsia.

También te puede interesar:

Cuidados básicos de un hámster

¿Que puede comer un hámster?

¿Porque mi hámster es agresivo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *