Obesidad en conejos ¿Cómo puedo controlarlo o evitarlo?

La obesidad en conejos es muy común, pero pone en gran riesgo la salud de nuestra mascota. Estos animalitos requieren de una buena alimentación para poder evitar muchas enfermedades, y poder tener una vida larga y tranquila. Su dieta está basada en vegetales, hierbas. Las frutas se las podemos dar, pero muy poco, ya que aparte de obesidad también son propensos a sufrir diabetes.

Alimentación para evitar la obesidad en conejos

La alimentación de un conejo se basa del heno y pienso, acompañada de otros alimentos frescos que también le gustan como es la zanahoria. El heno es una hierba seca que es saludable para el sistema digestivo del conejo ya que están preparados para comer hierba baja en calorías, por lo que puede subir fácilmente de peso si come demasiada comida de altas calorías. La dieta debe consistir en heno en su mayor porcentaje para mantener a tu mascota saludable y con un buen estado físico.

El problema es que esta dieta a nosotros nos resulta poco atractiva y solemos agregar muchas verduras, frutas variadas, pienso y, sobre todo, golosinas con un alto contenido de azúcar. Una alimentación básica es darle otros alimentos ricos en fibra, pero debemos tenerlos como una golosina que les ofreceremos de vez en cuando, nunca como base de su alimentación. Por ejemplo, algunas de estas golosinas naturales con alto contenido en fibra son las hojas de las verduras y la alfalfa. Debemos pensar que las raíces como las zanahorias contienen altos niveles de azúcar, por lo que podemos darle a nuestro conejo alguna siempre y cuando le permitamos el ejercicio suficiente para gastar el aporte enérgico y no acumularlo de forma malsana. Con las frutas sucede como con las raíces, debido a su alto contenido en azúcar deberá tratarse de un premio ocasional.

Obesidad en conejos

La obesidad en conejos, síntomas:

  • Los conejos obesos a simple vista presentan un gran volumen. Sin embargo esto puede engañar cuando se trata de razas de conejos con el pelo largo.
  • La cabeza de los conejos gordos parece muy pequeña y su cuerpo es casi tan ancho como largo.
  • Si el pelo no presenta brillo y tiene un aspecto sucio, puede ser debido a que tiene dificultades para asearse. La zona del lomo puede parecer más grasa y presentar algo de caspa entre el pelo.
  • La papada también puede ser indicio de obesidad. En ocasiones esta les impide alimentarse o beber adecuadamente.
  • La zona anal en un conejo debe estar siempre limpia. Debido al sobrepeso, algunos conejos no pueden adoptar una buena postura para hacer sus necesidades sin ensuciarse.

¿Cómo controlar la obesidad en conejos?

Tendrás que ir bajando la cantidad de pienso, reducir la ingesta de vegetales con hidratos de carbono como las zanahorias y proveerle abundante heno de buena calidad. Puedes conseguirlo con el agregado de hierbas para variar el sabor. Tendrás que ocuparte de que haga bastante ejercicio dejándolo fuera de la jaula y dándole juguetes para mantenerlo activo. Es importante darle una jaula espaciosa para que pueda moverse mientras está confinado. Verás que cuando tu amiguito baje de peso recuperará la vitalidad, las ganas de jugar, se sentirá liviano y ágil y se verá esbelto nuevamente, además de tener una mejor salud.

¿Qué causa la obesidad?

Comer en exceso: 

Suele ser la razón de la obesidad en conejos, pero este factor por sí solo puede no afectar a un conejo muy activo, ya que con el ejercicio se puede mantener a raya el peso.

No se mueve mucho:

Un conejo que gasta menos calorías de las que ingiere, aumentará de peso. Dado que muchos conejos mascotas están enjaulados la mayor parte de sus vidas, la obesidad es un problema común.

Si tu conejo está gordo, deberás suministrarle una cantidad ilimitada de heno en su alimentación diaria porque puede comer toda la cantidad que quiera, pero deberás tener cuidado con otro tipo de alimentos que puedan engordarle.

También puede interesarte:

Alimentos que no debe comer un conejo

Principales enfermedades de los conejos

Esterilización o castración en conejos | ¿Es seguro para mi mascota?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *