¿Por qué mi hámster muerde los barrotes de su jaula?

Algunas veces observamos que nuestro hámster muerde los barrotes de su jaula, y pensamos que es normal. No obstante, es muy importante que no ignores este hábito y no lo consideres como “algo normal” en su comportamiento. Un hámster que muerde la jaula puede ingerir metales y otras sustancias dañinas para su organismo.

mi hámster muerde los barrotes de su jaula

¿Qué hacer si mi hámster muerde los barrotes de su jaula?

¿Por qué mi hámster muerde los barrotes de su jaula?

Esto pasa más en la noche, cuando los hámsters suelen estar más activos. El ruido que producen al morder la jaula además puede causarnos molestias. Morder constantemente los barrotes puede hacer que se rompan los dientes o se le alineen mal, hacerse heridas, tragar algo de hierro con pintura que va mordiendo y desgastando, y en casos graves, daños cerebrales.

Motivos por los que los hámsters pueden morder los barrotes de su jaula:

Sufren de estrés, ansiedad o depresión:

Si quieres a tu hámster, intenta cambiar esto. No lo expongas a otros animales de compañía como perros o gatos o lugares con mucho ruido, como la televisión o música.

No hacen demasiado ejercicio:

Puede que no dispongan de una rueda de ejercicios o que no la usen, no los saquemos lo suficiente al exterior de la jaula para que explore (bajo supervisión y mucho cuidado).

No les brindamos suficiente atención:

Puede que los tengamos desatendidos, debemos recordar que son seres vivos y necesitan todos sus cuidados y correcta alimentación. Esto también incluye el punto anterior.

Tienen una jaula muy pequeña o espacio muy reducido:

Recuerda que aquí menos no, es más; cuanto más grande la jaula de tu hámster más feliz él y más feliz tú. Está intentando llamar la atención o simplemente se aburre. Puede que se sienta solo. Recuerda todos los puntos anteriores.

La jaula adecuada para tu hámster debe ser:

La jaula tiene que ser bastante grande como para tener diferentes sectores en los que el hámster pueda dormir, almacenar, jugar, comer y bañarse. Una jaula pequeña puede ser estresante y provocar este tipo de comportamientos anormales. También es importante que tenga una rueda para ejercicios, escaleras o ramas, casitas, túneles u otros accesorios que le permitan ocultarse, jugar y tener distintas actividades que realizar. Lo mismo ocurre con juguetes o trozos de madera, cartón o pan duro para roer; procura que no le falten objetos apropiados para desgastar sus dientes. Dale material para formar su nido, como un trozo de tela, así tu hámster podrá armar una cama donde sentirse cómodo y seguro. También es importante que tu hámster tenga algún tipo de interacción contigo a diario.

Si es posible, sácalo de la jaula para que explore la habitación. Presta especial atención por si hay algo que esté asustando al hámster, como ruidos fuertes, demasiado movimiento de gente alrededor, algún gato o perro que lo moleste, artefactos eléctricos que estén conectados permanentemente, etc.

Puede que todo esté aparentemente bien y aun así tu hámster insista en mordisquear los barrotes de la jaula. Existen distintos métodos que puedes probar para que deje de hacerlo y te daremos algunas ideas, pero tendrás que utilizar también tu ingenio. Si muerde siempre en el mismo sitio, puedes intentar bloquearle el paso colocando allí su casita, un bloque de madera o una rama para ver si la adopta como nuevo material para roer. Otra opción es frotar los barrotes con algo que no le guste, como jugo de limón, vinagre o cualquier otra sustancia que no sea tóxica. Si tu hámster está nervioso puedes intentar darle heno mezclado con manzanilla, que es levemente sedante y ayuda a controlar los signos de estrés.

También te puede interesar:

10 cosas que no sabías de los hámsters

Perdida de pelo en hámsters ¿Por qué sucede?

¿Cómo domesticar a mi hámster?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *