Mi tortuga saca espuma y babea por la boca

Las tortugas son animales fantásticos que cada vez están más ligadas con las personas, ya que cada vez hay más tortugas viviendo en una casa o departamento. Las personas eligen a este tipo de reptil porque es un animal tranquilo y no necesitan de tanto espacio. Por ser nuevas como mascota, muchas personas necesitan ayuda en como criar a la tortuga por que como cualquier animal se pueden enfermar. En muchas ocasiones la tortuga saca espuma y babea por la boca de un momento a otro, esto se puede deber por varios aspectos.

También te puede interesar los siguientes artículos:

Como limpiar o lavar el caparazón de una tortuga”.

Características de la tortuga laúd”.

Como saber si la tortuga quiere a su dueño”.

Las tortugas también llamados quelonios son un orden de reptiles adaptados tanto en la vida marina con en la terrestre. La característica más distintiva es su cuerpo ancho y corto, protegido por un resistente caparazón. Este caparazón esta adherido a su columna vertebral y forma parte de su esqueleto.

Contenido del Articulo

Existen alrededor de 356 especies de tortugas en el planeta Tierra, viviendo en tierra firme o en aguas marinas o dulces. De todas ellas, son muy conocidas las nativas de las islas Galápagos, por ser tortugas gigantes.

¿Por qué mi tortuga saca espuma y babea por la boca?

Tortuga saca espuma

Neumonía

Es la enfermedad mas común por la cual sale espuma y babea en la boca es esta enfermedad llamada “neumonía”.

Los síntomas que la tortuga tiene con esta enfermedad es: ojos con opacidad, dificultad para respirar, ojos hundidos, falta de flotabilidad y por supuesto la espuma por la boca es la excreción de la mucosidad de la única forma que pueden. Esta enfermedad no es contagiosa, pero es preferible separar a la tortuga de las demás y observar a las compañeras del tanque.

Enfermedades respiratorias

El resfriado o mucosidad es una infección del aparato respiratorio que puede tener diversas causas. Puede afectar a cualquier especie. Puede ocurrir en cualquier época del año, es difícil de detectar en las primeras fases de la infección, y las tortugas afectadas suelen recaer, a pesar de someterlas a tratamiento. Aun no mostrando ningún síntoma, puede infectar a cualquier tortuga que esté en contacto con ella.

Prevención

Una dieta equilibrada es la base fundamental para mantener la tortuga en buenas condiciones; a las tortugas les encanta, al igual que a los humanos, la “comida basura”. Si se les alimenta de forma continua con la típica comida que siempre está a mano en una cocina (lechuga, tomate….), se les hace mucho daño, a pesar de que aparentemente disfruten comiéndolo.

La tortuga puede estar tomando el sol, comiendo, durmiendo, aparentando estar sana, cuando en realidad su salud se está deteriorando, hasta llegar a un punto en que las cosas empiezan a empeorar de forma radical. Esta tortuga tiene más posibilidades de morir cuando enferma que otra que tiene la posibilidad de alimentarse de “comida natural”. Esta otra tortuga tiene unos músculos fuertes, y tiene un aporte de vitaminas suficiente para asegurar que su sistema inmunodefensivo la proteja del ataque de agentes causantes de enfermedad.

Tratamiento

A continuación te diremos el tratamiento si la tortuga saca espuma y babea por la boca. Si lo peor ha ocurrido, y una tortuga “se ha resfriado”, ¿qué se puede hacer?

Primero hay que comprobar que no haya alojado en las fosas nasales ningún cuerpo extraño como una semilla de alguna hierba, un trozo de planta.

Si el cuerpo extraño no es el culpable, debe tomarse una muestra de la mucosidad en algodón esterilizado y llevarla a un veterinario para que la analice. El resultado de este análisis dirá qué organismo es el causante de la infección, y qué antibiótico resultará efectivo contra él. Esto es lo más importante, ya que es imposible que un solo antibiótico funcione contra todos los microbios.

La mayoría de las infecciones en los reptiles están causadas por lo que se conoce como “organismos gram-negativos”, y el saber esto facilita al veterinario la tarea de encontrar un tratamiento que funcione.

Así, si no se puede realizar un análisis, o mientras se espera el resultado de los análisis, se puede comenzar el tratamiento con un antibiótico efectivo contra los organismos gram-negativos.

En infecciones leves, el tratamiento consiste en gotas de antibiótico administradas en las fosas nasales una vez al día.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *